Buscar este blog

martes, 4 de octubre de 2016

Suprema definición: Jueza Sotomayor es yanqui


Oprima este enlace para ver el video al final del texto:
El pasado viernes, 30 de septiembre, el Campamento Contra La Junta se manifestó frente al Hotel Caribe Hilton, donde la Jueza Federal, Sonia Sotomayor se encont...raba presidiendo una actividad de mujeres empresarias. Su presencia en la isla se debe a la celebración del 50 aniversario del Tribunal Federal en Puerto Rico; presencia que es ilegal según las leyes internacionales. Varixs manifestantes fueron arrestadxs por su participación en esta actividad. Tres de ellxs terminaron heridxs por el proceso de arresto. La policía de Puerto Rico vuelve a cometer atropellos contra desobedientes civiles y contra el derecho a la protesta.


Les compartimos el comunicado de prensa que redactaron lxs manifestantes:
"Durante esta semana el Tribunal Federal se encuentra celebrando 50 años en Puerto Rico. La jueza del Tribunal Supremo de Estados Unidos, Sonia Sotomayor, nacida en el Bronx de madre puertorriqueña, estará visitando la Isla para participar de varias actividades relacionadas a la conmemoración de este hito de la institución imperialista.

En el día de hoy la jueza Sonia Sotomayor participa de un evento en donde, junto a otras mujeres puertorriqueñas que han logrado el éxito en estos tiempos de crisis, compartirá su historia de 'superación'. Entendemos que la presencia de la jueza en estos actos de propaganda, en donde se insiste en promover el fracasado sueño americano y el 'echarpalantismo', así como su exaltación, definiendo el éxito desde los intereses del poder que nos reprimen, son perjudiciales para nuestro pueblo y contrarios al ejemplo que se le debe dar a todxs los puertorriqueñxs.

La jueza fue cómplice del régimen colonial cuando votó en contra de la decisión mayoritaria en el caso de Sánchez Valle, defendiendo con este gesto al Estado Libre Asociado y negando la condición colonial a la que nos tiene sometido EEUU con su control absoluto sobre la isla. Pero como si fuera poco, en una conferencia ante una audiencia de estudiantes del Recinto Universitario de Mayagüez, se negó a emitir juicio sobre la imposición de la Junta de Control Fiscal, alegando que 'es mala idea cuando un juez, comenta en las situaciones políticas, porque nosotros no somos políticos, debemos de ser jueces.'

Reconocemos que la jueza votó a favor de la quiebra criolla en el Tribunal Supremo, pero su subsiguiente silencio e inacción la han convertido en cómplice de la la perpetuación y ampliación de la colonia, por lo tanto, entendemos que exaltarla es rendirle tributo a la represión que nuestro país ha sufrido por parte de los Estados Unidos por más de un siglo. Su éxito personal es directamente proporcional al fracaso de la lucha por la autodeterminación de Puerto Rico.

Pero sobre todo, protestamos la presencia de Sonia Sotomayor por ser la invitada especial durante las actividades de la celebración del cincuenta aniversario del Tribunal Federal en la Isla. Entendemos que conmemorar la trayectoria de semejante institución en el contexto de la Junta y nuestro Campamento de desobediencia, constituye un insulto. Entendemos que celebrar una institución que se ha expresado históricamente en contra de los mejores intereses de lxs puertorriqueñxs, y que constituye un símbolo de nuestra más vil humillación política, es contrario a toda razón de justicia y de derecho.

El sistema legal que representa y defiende Sotomayor nos ha garantizado solo explotación y pobreza. Nos condenan a la miseria, al trabajo mal remunerado, a ser soldadxs, o a emigrar. El gobierno federal nos usa, nos controla, nos roba y viola nuestros derechos, así que el silencio de Sotomayor respecto a una ley que nos arrebata la democracia debe entenderse como complicidad en un crimen de lesa humanidad.

Con nuestra protesta le exigimos a la jueza que tome una posición pública y clara respecto a la ley PROMESA, y defina si está con el pueblo de Puerto Rico o si está del lado de lxs bonistas ricxs y el imperialismo. Le exigimos que establezca categóricamente si está del lado de la democracia y la justicia o del lado de los grandes intereses económicos y financieros. La invitamos a que siga el ejemplo del juez puertorriqueño del Apelativo Federal Juan R. Torruella, y desenmascare el carácter antidemocrático de la ley PROMESA. Exigimos que dé el ejemplo de grandeza que se espera de ella, y empiece a tomar '…decisiones que no estén basadas en el miedo.' "

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada