Buscar este blog

viernes, 30 de marzo de 2012

Boicoteo electoral, la mejor forma para descolonizar a Puerto Rico


¡Puerto Rico (PR) ha sido una colonia desde siempre!  España la tuvo por 400 años y Estados Unidos (EEUU) la ha tenido ya por 114.  Esto no ha sido por accidente.  Los imperios no tienen colonias por obligación.  Las tienen porque las quieren.  Por lo tanto, ¿Quién pueda pensar que la descolonización de PR es posible en un proceso llevado a cabo por EEUU?   EEUU ha sido muy exitoso en “dividir y conquistar” a los puertorriqueños y después nos acusa de no ponernos de acuerdo en lo que queremos como estatus político.  ¿Como podremos romper éste circulo vicioso?    ¡Empecemos por pensar “fuera de la caja”!

Para hacer eso, tenemos que conocer nuestra historia.  No esperemos que el gobierno lo haga por nosotros.  Al contrario, lo que ha hecho hasta ahora es escondérnosla.  ¿Por qué crees que el aniversario de la mal llamada “Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico” y la invasión militar de EEUU  a PR gozan de la misma fecha (25 de julio)?  Conociendo la historia de EEUU, ¿Crees que  es pura casualidad?  Las colonias son para el beneficio de los imperios.  ¡PR carece de los poderes para solucionar sus problemas, porque su principal problema es que es una colonia!  Por lo tanto, la solución es  obviamente la descolonización.

Tenemos que dejar de jugar el juego del “estatus quo”.  Empecemos los puertorriqueños a hablarnos para encontrar consenso hacia dónde nos debemos dirigir.  Esto será mucho más fácil cuando eliminemos la interferencia extranjera en nuestros asuntos que históricamente hemos sufrido.  ¡Creo, por tal razón, que estaremos muy sorprendidos en lo mucho que estaríamos en acuerdo de lo que pensaríamos que fuera posible!  Nosotros somos los únicos que tenemos el derecho internacional sobre nuestra auto-determinación e independencia. ¿Qué esperamos?

¡Un boicoteo a las elecciones en PR dejaría bien claro ante el mundo que los puertorriqueños estamos denunciando la decepción de que la democracia es posible en una colonia!  Lo novel de esta estrategia es que le quita el control del proceso electoral  al gobierno y se lo da totalmente a los puertorriqueños por virtud de que solo necesitamos nuestra voluntad  de no participar.  Nuestra negación a validar las elecciones dramatizaría  que los puertorriqueños estamos invocando nuestro derecho a la auto-determinación e independencia.           

Eso nos pondría en la posición perfecta para encaminar un proceso serio de descolonización a través de la Organización de Naciones Unidas (ONU).   La comunidad internacional es la que tiene la jurisdicción el éste asunto por no tener el conflicto de interés que tendría el imperio de la colonia.

¿Quién podría estar en contra de esta estrategia?  Solo los que quieran someter a la mayoría de los puertorriqueños a un estatus político que no queramos.  Éstos serian  los que realmente no creen en la democracia.  ¡Afortunadamente,  éstos también serían los menos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada