Buscar este blog

lunes, 8 de febrero de 2016

La Unidad


Todos hablamos de la unidad, todos la queremos, pero ¿qué hacemos para lograrla?  Y no nos referimos a qué hacen los dirigentes patriotas para lograrla y sí a qué hace cada patriota puertorriqueño para convertir en realidad lo que hasta ahora es un deseo en cada corazón nuestro…pero un deseo frustrado.  ¿Y es difícil lograr esa unidad?  O por lo menos, un entendimiento entre nuestras fuerzas patrias?  No lo es, ¡excepto nosotros mismo lo hagamos difícil!  Que es lo que hemos hecho hasta ahora.

            Este llamado a la unidad es precisamente un acto de fe de que sí podemos lograrla si todos ponemos de nuestra parte, tanto organizaciones como individuos.  No puede haber unidad entre la traición y el patriotismo, pero sí entre los patriotas, si es que todos, sincera y honestamente, luchamos por la liberación nacional de nuestra patria, la libertad y el bienestar de nuestro pueblo y por el futuro de nuestros hijos.

            Las diferencias, que sí las hay, entre nuestras tácticas y estrategias, no pueden ser obstáculo (excepto pongamos la organización por sobre la Patria) para que por lo menos todos practiquemos la unidad en la acción.  Unidad y colaboración patriótica en aquellos objetivos dentro de la lucha en los cuales hay consenso entre todos los movimientos:  Vieques, la imposición del servicio militar yanqui, la defensa de la cultura, la represión, los Cerro Maravilla, doña Adolfina, nuestros patriotas encarcelados, el caso en la ONU, la orientación patriótica de nuestro pueblo, actos solidarios y respaldo a otros pueblos en lucha —como El Salvador—, fechas como el 23 de septiembre, el 30 de octubre, Betances, Hostos, De Diego, don Pedro, Mariana Bracetti, el Día Nacional de la Bandera, festividades artísticas o culturales; en fin, son muchas las labores patrias que podríamos desarrollar en unidad si nos quitamos los lentes opacos que solo nos permiten ver y magnificar nuestras diferencias y nos tapan los ojos a los tantos objetivos que sí nos unen.

            Este llamado no va contra dirigentes, ni contra organización alguna, pues tenemos nuestras esperanzas puestas en todos, si todos estamos de acuerdo en que para salvar la Patria es indispensable la unidad.  ¿No es lógico, entonces, que actuando con cordura busquemos esa unidad?  Es de politiqueros decir una cosa y no vivir de acuerdo a lo dicho, pero la politiquería no cabe dentro de una lucha patriótica.

            Proponemos que en cada pueblo de nuestra Patria se empiecen a formar comités unitarios compuestos de patriotas puertorriqueños —afiliados o no a organización alguna— con la esperanza de más tarde formar un comité coordinador nacional unitario; que en dichos comités solo trabajemos en aquellos asuntos que no conflijan con los programas de organización alguna.  ¡Desde los movimientos clandestinos hasta los movimientos masivos, todos podemos funcionar unidos!

            Nosotros estamos dispuestos a ir donde se nos llame para fomentar la unidad.  Unidos trabajaron ustedes para lograr la victoria de nuestra excarcelación incondicional y unidos a todos queremos luchar.

            Para un Puerto Rico libre, ¡unámonos!  Si queremos triunfar ¡busquemos la unidad!

            No se forjan patrias con dimes y diretes.

            ¡La unidad es el primer paso gigantesco hacia la victoria!

¡Pa’lante!

Firmado                                                                                                          Firmado

Oscar Collazo                                                                                                 Irvin Flores

Firmado

Rafael Cancel Miranda
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada