Buscar este blog

domingo, 26 de febrero de 2017

Profesores Universitarios llaman a salvar la UPR


Declaración de la Junta Nacional de la APPU frente a la intervención estatal para reducir más drásticamente el presupuesto de la Universidad de Puerto Rico
Rechazamos el recorte de $333 Millones anuales impuesto por la Junta de Control Fiscal. Así también la propuesta de recorte de $150 Millones presentada por la pasada Presidenta, por entender que ambas propuestas mutilan insalvablemente los servicios que ofrece la UPR y la hacen inviable.
Por décadas la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU) ha participado de todos los esfuerzos universitarios impulsados por la comunidad y aquellos de carácter institucional provenientes de la Administración o de la Legislatura de Puerto Rico, proponiendo cambios reales en la estructura universitaria. Todos estos esfuerzos fueron obstaculizados por las agendas de los gobiernos de turno o de administraciones que lastimosamente responden a estos intereses. Luego de entorpecer los procesos de cambio propuestos por la comunidad universitaria, hoy le imponen un calendario de recortes conducentes a desarticular la Universidad y que busca el cierre de recintos.
La UPR es la institución más antigua, de más prestigio y que mejor le ha servido al pueblo de Puerto Rico. El 73% de la producción científica sale de la UPR, 85 de los 100 científicos más citados en Puerto Rico, según “Google Scholar”, son de nuestra Universidad. Entre los servicios esenciales que brinda la UPR al pueblo de Puerto Rico están los que se ofrecen a través del Hospital de Carolina, Centro Comprensivo de Cáncer y Centro Cardiovascular. La UPR provee servicios gratuitos a la población puertorriqueña de escasos recursos a través de asistencia legal, servicios psicológicos entre muchos. Se le hace creer al pueblo de PR que la UPR ha estado exenta de la crisis fiscal, sin embargo en solo los pasados tres años la Universidad ha sufrido un recorte de sobre $348 Millones de fondos provenientes del Fondo General (Ley 66 de 2014).
A lo que debemos añadir la reducción de más de $300 Millones en economías por reducción de salarios y beneficios a los empleados, así como $400 Millones por servicios prestados y no pagados por las diversas agencias del Gobierno: Departamento de Salud, Departamento de Educación, Departamento de la Familia, entre otros. Al día de hoy la UPR ha perdido más de $1,000 Millones como consecuencia de la crisis económica y fiscal.
Estos recortes tienen como consecuencia una reducción de la plantilla de empleados, más de 900 plazas docentes y no docentes, las cuales han quedado congeladas. Todos estos cortes presupuestarios han tenido como consecuencia la reducción de servicios a los estudiantes, reducción de oferta curricular que implica que los estudiantes extiendan el periodo para culminar sus grados académicos, ya que la mayoría de nuestros estudiantes necesitan trabajar a la misma que vez que estudian.
Reconocemos la diversidad de opiniones en torno a las acciones de defensa que este momento exige, pero la defensa de la UPR no espera. Reafirmamos que frente a la agenda externa que nos impone la Junta de Control Fiscal, endosada por los portavoces del Gobierno de turno, debemos hacer un alto para movilizarnos, por lo que en este receso de labores los docentes estaremos participando de una serie de actividades de acción y de discusión en torno a la situación que enfrenta nuestra Universidad.
El viernes 24 de febrero el llamado de la APPU es a que los docentes en cada Recinto organicen actividades de reflexión y propuestas de acción sobre la crisis y la importancia de la UPR. Ante la peor amenaza que ha atravesado Puerto Rico y su Universidad es el momento de movilizarnos.
Ante la peor amenaza que ha atravesado Puerto Rico y su Universidad, es el momento de movilizarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada