Buscar este blog

sábado, 16 de julio de 2016

Borinken, trinchera anti imperial en el Caribe

 

Por Carlos Rivera.
Con el apoyo de Antonio Salas.
En Morelia, Michoacán, México, a 11 de julio de 2016
        
En esta ocasión pudimos ver y escuchar por vez primera todas las ponencias (59) que se presentaron el pasado 20 de junio del año en curso en el Comité de los 24 o en el Comitéde Descolonización de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre el caso colonial existente en Puerto Rico. Vistas presididas por el embajador venezolano Rafael Darío Ramírez Carreño, quien hizo acto de presencia en la tarde, en la segunda etapa de las ponencias. Y quien fuese sustituido en las vistas de la mañana por una funcionaria diplomática de Cuba, Estado en que, según nuestro mejor saber, recayó la vicepresidencia del Comité de Descolonización.


Varios días me tomó ver varias veces las 6 horas y fracción de hora que cubrió las diferentes ponencias. Lo cual me dio la oportunidad de conocer física y facialmente a los ponentes, especialmente a aquellos que no gozan del seguimiento de los medios informativos a diferencias de otros ponentes que bajo otras circunstancias ni la mínima atención tendría a no ser por actos de meras cortesías.

Las manifestaciones de los tres poderes federales

Esta vez las vistas se dieron bajo la situación nueva de que días y semanas antes arrogante y desafiantemente Estados Unidos de América (EE.UU.A.) expresara por sus tres órganos de poderes federales (ejecutivo, judicial y legislativo) que el Estado Libre Asociado (ELA) es una ficción porque en ningún momento ellos, EE.UU.A. concertó y/o aprobó ningún pacto con Puerto Rico – por conducto del Partido Popular Democrático (PPD) en el 1952 – para crear el ELA. Que el ELA carece de total soberanía, que la soberanía de Puerto Rico está en el Congreso Federal de EE.UU.A., quien tiene poderes plenarios sobre Puerto Rico de acuerdo a la Cláusula Territorial de la Constitución de EE.UU.A. Aceptando el ejecutivo federal que EE.UU.A. le mintió a la ONU en 1953 para lograr que lo eximieran de rendir informes sobre su colonia Puerto Rico.


Llama mucho la atención las manifestaciones de los tres poderes federales. Ya que el primero fue el ejecutivo, el Presidente Barack Obama, - quien goza de la fama de ser un demagogo y oreo (negro por fuera y blanco imperial por dentro) pero no estúpido – por voz de su Procurador General quien expresara lo anterior al comparecer como amigo de la corte en un caso sobre si tenía o no soberanía el ELA que estaba por decidirse en el tribunal Supremo de EE.UU.A. Manifestaciones legales asumidas casi inmediatamente por el tribunal mencionado en su sentencia. Y una vez emitida la sentencia, horas después, la Cámara de Representantes de EE.UU.A. aprobó la creación de una Junta Federal de Control Fiscal para el ELA con poderes supra, constituida por siete gringos NO electos por los puertorriqueños para establecer el sistema de pago de 75 mil millones de dólares que el ELA debe a sus acreedores. ¡Esa es la intención visible, la económica. La que debe servir de distracción a su intención no visible, la política! Porque no es casual que política y económicamente desnuden totalmente al ELA en víspera de las vistas ante el Comité de Descolonización de la ONU. Algo trama el imperio y lo mantienen hermético.

               
Casos patéticos.

Inicio con la ponencia de Alejandro García Padilla, gobernador colonial del ELA y miembro distinguido y sobresaliente del PPD.

Básicamente concentró en señalar el incumplimiento de su socio en sociedad, EE.UU.A., con el pacto que según su entender se dio entre ese Estado y el pueblo de Puerto Rico en el 1952. Lo que dio lugar a la Constitución del ELA. Una constitución a la cual únicamente le puso como condiciones previas el Congreso de EE.UU.A. el que contuviera una carta de derechos y un sistema de gobierno republicano para que pudiese ser aprobada por el Congreso de EE.UU.A. Señalando el gobernador colonial que la propia Constitución del ELA expresa que el poder emana del pueblo de Puerto Rico. Y que una vez logrado el acuerdo concertado entre el pueblo de Puerto Rico y EE.UU.A. la propia ONU consideró que el pueblo de Puerto Rico había logrado la soberanía, eximiendo por ello al gobierno de EE.UU.A  en 1953 a rendir informes sobre Puerto Rico de acuerdo a la Resolución 748 de la ONU. También incluyó en la ponencia que sus antiguos socios le iban a imponer una Junta Federal de Control Fiscal la cual va a usurpar los poderes políticos de gobierno propio del ELA. Y terminó solicitándole al Comité de Descolonización que elevara el caso de Puerto Rico a la Asamblea General de la ONU y a su Comité de Derechos Humanos  en busca de la autodeterminación.

Patética la posición del gobernador colonial porque de su propia ponencia se desprende que no tiene la mínima idea de lo que es el concepto de soberanía al mencionar como únicas condiciones del Congreso de EE.UU.A. las mencionadas en el párrafo que antecede. La soberanía, Sr. García Padilla, es total y se ejerce sin tutelaje y sin protectorado de tipo alguno.  Es la capacidad de una nación de gobernarse a sí misma dentro de su territorio nacional y en el extranjero. Y termina en donde comienzan las otras. Y las otras terminan en donde comienza la propia. Hubiese bastado, Sr. García, que el Congreso de EE.UU.A. le hubiese quitado una coma, un punto, un signo, una letra a la Constitución del ELA para que esta careciera de soberanía. Pero parece que también desconoce la historia de la Constitución del ELA porque olvidó mencionar en su ponencia que la misma fue enviada al Congreso de EE.UU.A. luego de aprobada por el “poder que según usted  emanó del pueblo de Puerto Rico” para que este la revisara y aprobara. Y que la aprobó luego que le quitara varios artículos y enmendara otros. ¿En dónde estuvo la soberanía que emanó del pueblo de Puerto Rico?

Y además es usted incongruente porque se va a quejar de la implementación de una Junta Federal de Control Fiscal cuando cabildeó a favor de la misma en Washington,  y en el Congreso de EE.UU.A. Pide que eleven el caso de Puerto Rico a la Asamblea General de la ONU pero no señala los objetivos. Lo más sobresaliente sin duda alguna fue su posición demandando la libertad del patriota boricua Oscar López Rivera. Reciba por ello mi felicitación, aunque se haya olvidado de demandar la de Ana Belén Montes.

El segundo caso patético es el de Ricardo Roselló, Presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP), joven profesional colonizado recién electo presidente del PNP sin que se sepa si fue por méritos propios o por ser el hijo de papito. Este al igual que su papito es un puertorriqueño anexionista confundido más que entiende que la solución al coloniaje de Puerto Rico, es decir la carencia de libertad, soberanía y autodeterminación se resuelve integrándose al imperio que por casi 118 años ha gobernado a Puerto Rico inmisericordemente como colonia. La tesis que les han inculcado los dirigentes del PNP a sus seguidores es que el coloniaje se acaba mediante la igualdad ciudadana plena en la unión de Puerto Rico como el estado 51 a EE.UU.A.

Eso sí, para lograr la igualdad ciudadana hay que olvidar la invasión militar de Puerto Rico por las fuerzas militares imperiales gringas el 25 de julio de 1898; la eliminación del gobierno civil conseguido mediante la Carta Autonómica (1897) - con más poderes políticos y económicos que el ELA – por parte de EE.UU.A. y su sustitución por un gobierno militar gringo; la eliminación de la moneda metálica puertorriqueña y la imposición del papel moneda (dólar) gringo con lo cual le robaron el 40 % de la riqueza a Puerto Rico; la imposición de su tan amada ciudadanía gringa en 1917 mediante la cual comenzó el imperio a reclutar forzosamente a los puertorriqueños ´para sus guerras imperiales; el apoderamiento del 13% del territorio nacional puertorriqueño para bases militares gringas de todo tipo por las cuales nunca pagaron un centavo;.

Hay que olvidar el intento imperial por más de 30 años de quitarnos la lengua vernácula. De habernos impuesto el uso de su flota mercante (la más cara del mundo)  por más de un siglo. El que por casi 118 años hayan controlado nuestro comercio exterior, las aduanas, el servicio postal, los medios de comunicación, el cabotaje. El que nos hayan impuesto sus fuerzas armadas y represivas, el que hayan militarizado a la policía de Puerto Rico quienes reprimen a los trabajadores, estudiantes, independentistas y desempleados por igual. Hay que olvidar la Masacre de Río Piedras, la Masacre de Ponce, la Masacre de Villalba, la persecución, encarcelamientos y asesinatos de centenares de nacionalistas e independentistas; los 250 mil expedientes de inteligencia que tiene el FBI y la policía de Puerto Rico de patriotas por el mero hecho de ser patriotas. Hay que olvidar que el PNP junto con el PPD han coadministrado la colonia en los últimos 50 años y son los responsables directo, por su corrupción y nepotismo, en connivencia con el imperio de la deuda de los 75 mil millones de dólares que ahora le quieren cobrar a Puerto Rico.

Hay que llegar al extremo de la genuflexión moral de vestirse con la bandera gringa – como hizo la hija del exgobernador colonial del PNP, Carlos Romero Barceló - para adular a los imperialistas. Hay que llegar a la degradación espiritual de renegar a lo que se es por derecho natural y propio: puertorriqueño o boricua, para querer ser lo que no se es en espera de que los que son gringos te quieran aceptar como una minoría racial más en su sistema imperial anglosajón y protestante.

Hay que estar dispuesto a vender a la Patria. Y el que vende la patria, según el dicho,  vende hasta su madre.

Si el primero es un digno ejemplar para estudio por parte de Frank Fanon, de este haber estado vivo, por su relación simbiótica colonizado/colonizante y por sus temores e inseguridades manifiestas; el segundo es un sobresaliente ejemplar para estudio por parte de Sigmund Freud, de este haber estado vivo, por su masoquismo a la quinta potencia.    

El tercer caso patético, aunque no tanto, lo representa el licenciado Marco Antonio Rigau –antes conocido como Marquito Rigau o Marco Rigau hijo –quien compareció en representación de la libre asociación como una de las vías concebidas por la ONU para solucionar los regímenes coloniales. Marco como buen abogado que es trató de aplicar a la política el derecho al solicitar que se olvidara las villanías políticas del imperio de acuerdo al principio legal  de que una nueva resolución prevalece sobre la anterior. Y que había que pensar en la libre asociación soberana. ¿Con quién Marco Rigau hijo? ¿Con los supuestos socios en sociedad que unilateralmente y en forma contundente les acaban de estrujar en la cara a los del PPD y a los defensores del ELA que nunca hubo en 64 años pacto alguno y que siempre han gobernado a Puerto Rico despreciativamente como un territorio no incorporado, eufemismo legal para el concepto de colonia? ¿Asociarse con el Estado que con alevosía y premeditación por casi 118 años se ha dedicado a explotar, humillar, sangrar y a envilecer a tu raza y nación a la cual estás obligado a reivindicar  como Vicepresidente del ínclito Ateneo de Puerto Rico?

Y no le concedo la duda de que usted no sabía que el ELA era colonial. Porque usted sabe eso desde sus años jóvenes por ser parte de la elite gubernamental en los momentos cúspides del ELA por conducto de su padre Marco Rigau, juez del Tribunal Supremo colonial de Puerto Rico. Co fundador y/o co organizador del ELA y miembro sobresaliente del fallido intento de darle estructura legal/constitucional al amorfo ELA.  Puedo entender su posición comedida del ayer como lealtad filial, pero no en este momento tan importante para la Patria. Puedo entender su pragmatismo pero no al grado que raye en el cinismo reflejado en su expresión facial. A no ser que su formación como abogado en la Escuela de Derecho de la Universidad de Harvard prevalezca en sus decisiones y/ o porque esté afectado por los humos canabísticos que tanto disfrutaba el apóstata mayor puertorriqueño Luis Muñoz Marín, máximo fundador del PPD y del ELA y co verdugo de los nacionalistas y de Don Pedro Albizu Campos, que en uno de sus arrebatos expresara que iba “con sus huestes de gigantes hacia la gran aurora”.

Licenciado Rigau, los tiempos actuales e inmediatamente futuros requieren la desintoxicación del cuerpo social y político de la nación puertorriqueña. Hay que depurarlo de las toxinas coloniales en vez de estar pensando en re intoxicarlo.

El Estado Nacional Soberano de Borinken, organizaciones solidarias y el fuego amigo

Muy grato me fue la ponencia del Dr. Ramón Nenadich Deglans como Presidente del Gobierno Provisional del Estado Nacional Soberano de Borinken (ENSB). Fue como agua fresca y oxigenada de algún manantial de las montañas puertorriqueñas o borinqueñas irrigando un terreno arado por 35 años. Terreno que refleja aridez por tanto años de similar trabajo.

La ponencia del ENSB por voz de Nenadich abrió un surco directo de libertad para Puerto Rico o Borinken. Rompió el molde creado hace 35 años por el Comité de Descolonización de la ONU cuando reconoció el derecho inalienable de Puerto Rico a su independencia y autodeterminación. Y rompió con el molde reciente de solicitarle, infructuosamente, al Comité de Descolonización que eleve el caso colonial de Puerto Rico a la Asamblea General de la ONU para que vuelva a tomar esta jurisdicción sobre la colonia de Puerto Rico y obligue nuevamente a EE.UU.A. a rendir informes sobre su colonia como hizo hasta el 1953.

Nenadich con dignidad y mesura como el ejecutivo del Gobierno Provisional del ENSB le informó al Comité de Descolonización que el ENSB no le reconocía autoridad alguna a EE.UU.A. sobre el ENSB y sobre sus ciudadanos, ni reconocía la deuda de los 75 mil millones de dólares, ni participaba electoralmente, fuese elecciones, plebiscitos, consultas y/o asambleas constitucionales sujetas y/o vinculadas a EE.UU.A.

Y le solicitó al Comité de Descolonización que elevara a la Asamblea General de la ONU la solicitud del ENSB a ser admitido como Estado miembro con plenitud de derechos porque el ENSB había cumplido con los requisitos procesales para constituirse como tal ejerciendo su derecho a la independencia y autodeterminación. Reivindicando la soberanía originaria de la nación taina de la cual los boricuas son sus descendientes directos. Además, le informó que el Gobierno Provisional del ENSB había cumplido con los procesos administrativos y diplomáticos al solicitarles al Secretario General de la ONU y al Consejo de Seguridad de la ONU, en junio de 2014, que el ENSB fuera admitido como Estado miembro con plenitud de derechos a la Asamblea General de la ONU. Sin que hasta el momento hubiese recibido contestación de ellos. 

Y para que no hubiese la mínima duda de lo anterior les expresó que les dejaba a todos los miembros del Comité de Descolonización copia de la solicitud mencionada y otros documentos importantes vinculados con la solicitud y con la fundación del ENSB. Como segunda opción solicitó que de no poder ser admitido con plenos derechos el ENSB en la Asamblea General, fuese admitido como Estado Observador. Y de esa forma no se tendría que esperar 30 o 40 años más para acabar con el coloniaje  También le expresó que quedaba en espera de su respuesta por escrito a la solicitud. Cerrando su participación el ENSB solicitando la libertad inmediata del patriota boricua Oscar López Rivera y la de la heroína boricua Ana Belén Montes.

Si lo anterior me fue grato, igual de grato y hasta sorpresivo me fue el saber del vertiginoso crecimiento del apoyo al ENSB en los últimos dos años. Siete organizaciones, cuatro de tierra borinqueña (Fundación Yo Soy Boricua, Alianza Comunitaria de Borinken, Juventud Boricua, y Hermandad Taina), dos con sede en EE,UU,A, (International Humans Rights of Minority, y Coordinadora Solidaridad Diáspora Boricua) y una en México, la Coordinadora Mexicana de Apoyo al Estado Nacional Soberano de Borinken (compuesta por el Partido Popular Socialista, Frente Popular Francisco Villa Independiente, Frente del Pueblo, Comité de Enlace Latinoamericano y Caribeño, Activista Regional, Comité Simón Bolívar, Club Cultural Magonista, y Comité Amigos de Puerto Rico) apoyaron desde sus respectivos trabajos la solicitud del ENSB al Comité de Descolonización para que le solicite a la Asamblea General de la ONU la admisión del ENSB como Estado miembro con plenos derechos como la única forma de acabar con el coloniaje en Borinken o Puerto Rico. Y al igual que el ENSB demandaron la libertad de Oscar López Rivera y la de la heroína boricua Ana Belén Montes (Nota: fueron los únicos entre los ponentes que demandaron la libertad de Ana Belén Montes).

Posteriormente a la participación del Dr. Nenadich y de otros ponentes le tocó el turno al Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) por voz de su vicepresidenta, candidata a la gobernación colonial, la senadora colonial María de Lourdes Santiago. Esta al igual que la mayoría de los ponentes (incluyendo a los patéticos) – con la excepción del ENSB y de las siete organizaciones que lo apoyaron – solicitó al Comité de Descolonización que elevara el caso de Puerto Rico a la Asamblea General para que tomara jurisdicción sobre el caso colonial de Puerto Rico. Y adicionalmente y algo sorpresivo, por ser la primera vez que lo hacen,  le solicitó al Comité de Descolonización que ejerciera sus buenos oficios para fomentar un diálogo entre el gobierno de EE.UU.A. y los sectores que favorecen acabar con la actual condición colonial.

Si la solicitud del PIP fue algo sorpresivo, lo fue sin duda la posición del embajador de Cuba, Humberto Rivero Rosario - en víspera de terminar la sesión de ponencias de por la mañana - al asumir como suya la solicitud del PIP y solicitarle al Comité de Descolonización que considerara aprobarla. Y en cuestión de par de minutos la misma fue aprobada por consenso por el Comité de Descolonización. Lo que para cualquier buen entendedor se debió a que se trabajó tras bambalina su aprobación.

¡¡Qué casualidad que el PIP por primera vez en 35 años se le ocurriera hacerle ese tipo de solicitud  al Comité de Descolonización posterior a que el ENSB hubiese presentado la suya rompiendo el molde de los últimos 35 años y del último lustro, y que el embajador cubano la hiciera suya y que en cuestión de segundos fuese aprobada por consenso por el Comité de Descolonización!!

¡¡ Qué casualidad que presentara esa solicitud el PIP posterior a que el prestigioso especialista en Derecho Internacional, asesor de Palestina y del ENSB, el Dr. Francis Boyle, del International Humans Rights of Minority hubiese apoyado en su ponencia al ENSB y ofrecido gratuitamente su libro sobre el derecho de Puerto Rico a ser Libre a los miembros del Comité de Descolonización!!

¡¡Qué casualidad que el PIP presentara esa solicitud posterior a que varias organizaciones puertorriqueñas, una con sede en EE.UU.A – con representación de la diáspora boricua en varias ciudades estadounidense y en Borinken; y dirigida por un  veterano combatiente que conoce la represión carcelaria – y por primera vez una organización mexicana - constituida por organizaciones populares combativas y por un partido de una gran trayectoria de lucha y excelente relaciones diplomáticas con Estados incómodos para el imperio -   apoyaran con sus ponencias la posición del ENSB !!

Son muchas casualidades para poder aceptarlas como tales. Ni que los seguidores y estudiosos de esas vistas fuesen niños de tetas o que se mamen los dedos o que le den atole con el dedo.

Esa petición del PIP adoptada por el embajador de Cuba, a mi entender, es fuego amigo y sirve de contrapeso a la posición política del ENSB y de las organizaciones solidarias con su posición. Contrapeso con el que buscan ignorar abiertamente la existencia y posición política del ENSB en aras de impulsar el proyecto de una asamblea constituyente de status de los aliados políticos del gobierno de Cuba del ayer y del presente. Como son el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (sucesor político del ex Partido Socialista Puertorriqueño), organización que por vez primera en décadas se comprometió parcialmente en apoyar al PIP en su próxima campaña electoral colonial y aquellos sectores diz que soberanistas del PPD que impulsan el supuesto ELA culminado o no territorial y/o la libre asociación mediante negociación con el imperio.

La conducta del embajador cubano la entiendo como inapropiada, subjetiva, parcializada y seguramente contraproducente. El embajador  de Cuba tuvo ante sí la petición del ENSB previo a la petición del PIP. (A las cuales hay que añadirle la timorata del gobernador colonial de turno de que se llevara al Comité de Derechos Humanos de la ONU el caso de Puerto Rico.) Y si uno evalúa la del ENSB y la del PIP, definitivamente la del ENSB es más profunda en términos de contenido histórico y político e innovadora ante la indiferencia y la inacción del Comité de Descolonización. Entonces por qué decidió apoyar el embajador Rivero Rosario la del PIP en vez de la del ENSB. Máxime cuando hay un principio de derecho: “que primero en tiempo, primero en derecho.”

Con su parcialidad, Sr. Embajador, usted inclinó el apoyo del Comité de Descolonización a favor de la petición del PIP violando la imparcialidad que debe prevalecer en ese recinto. Lo menos que pudo haber hecho era mantenerse imparcial o haber sometido a elección las solicitudes. Y ojalá no sea su actuar contraproducente para la libertad de Borinken y que se retrase por ello 30 0 40 años más su plena soberanía e independencia bajo un obsoleto protectorado disfrazado de libre asociación o ELA no territorial que algunos ponentes del PPD y del ELA mencionaron. Y si alguna nación sabe, señor embajador, lo que es vivir los atropellos y la ignominia de un protectorado es la nación cubana que desde la fundación de la República de Cuba en 1902 hasta el 1934 tuvo que batallar con la Enmienda Platt en su Constitución. Enmienda impuesta por el imperio gringo, el mismo que creo el fraude internacional del ELA.

Lo que antecede no implica que no reconozca las grandes aportaciones que ha  realizado Cuba por  el derecho de Puerto Rico o Borinken a ser libre lo cual se remonta a principio del siglo XIX y especialmente a partir de la existencia del Partido Revolucionario Cubano  (PRC) fundado por cubanos y puertorriqueños en el exilio. No fue por dádiva cubana, señor embajador, que el  PRC en su Artículo Primero expresara “que se constituía para lograr la independencia de Cuba y auxiliar la de Puerto Rico”. Compromiso que mantuvo siempre la nación cubana durante el siglo XX y lo que va del presente, siendo su máximo exponente el comandante Fidel Castro Ruz como sucesor histórico/político/militar de José Martí.

Pero igualmente reconozco y reivindico las grandes aportaciones que los patriotas boricuas hicieron por la independencia de Cuba en el siglo XIX regando lágrimas, sudor y sangre como mambises en la Guerra de Independencia de Cuba. Compromiso que se mantuvo en el siglo XX,  no obstante a la traición de Tomás Estrada Palmas – como Delegado General del PRC ya muerto José Martí  - al excluir la independencia de Puerto Rico en su cabildeo que dio lugar a la aprobación de la Resolución Conjunta del Congreso de EE.UU.A (18 de abril de 1897) que reconocía el derecho de Cuba a ser independiente. (Nota: Resolución que sirvió de referencia para lograr la independencia de Cuba señalada por el general boricua Juan Ríus Rivera) y a que Estrada señalara a Puerto Rico a EE.UU.A. para que interviniera militarmente para poder resarcirse de los gasto en que incurriría como poder interventor militar. Intervención militar que dio lugar a la Guerra Hispanoamericana.  

Compromiso boricua que se mantiene hasta el día de hoy. Siendo su máximo exponente Ana Belén Montes, quien  ya cumplió 15 años de los 30 años en máxima seguridad a que fue sentenciada por haber informado por 17 años desde la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense al servicio de inteligencia cubano de los planes terroristas de esa agencia y organizaciones terroristas contra la nación y gobierno de Cuba.

Aceptar la indebida posición de Cuba sin protestar implicaría aceptar la sustitución de una subordinación política a un Estado por otro Estado y eso sería indecoroso tanto para Cuba como para Puerto Rico o Borinken. Y además significaría la renuncia de sus derechos inalienables por parte de los boricuas. Sirva Cuba para la independencia de Borinken o Puerto Rico manteniéndose imparcial en la contienda entre las diferentes sectores de patriotas puertorriqueños o boricuas.

Buenos oficios

Como debe ser sabido los buenos oficios es uno de los métodos políticos o diplomáticos – al igual que la negociación, la mediación, la conciliación, la investigación, el arbitraje y el arreglo judicial internacional -  de resolver controversias entre los Estados. En el caso de los buenos oficios un tercer Estado de manera espontánea o a solicitud de los estados involucrados procura aproximar a los Estados o países en controversia a llegar a una solución por medios diplomáticos. Pero no están obligado a aceptar los buenos oficios ningunas de las partes en controversia.

Y supongamos, sin conceder, que EE.UU.A. aceptase los buenos oficios (cosa que dudo porque por casi 118 años se ha obstinado en mantener bajo la explotación colonial a Puerto Rico) por parte del Comité de Descolonización para llegar a una solución política con el caso colonial de Puerto Rico. ¿Con quién de los sectores que favorecen acabar con la actual condición colonial puertorriqueña se va a sentar a negociar EE.UU.A.? ¿Con todos a la vez o por parte? ¿Con los sectores del ELA que creen en la libre asociación o en ELA no territorial? ¿Con los del PIP que es un partido independentistas pero que participan en los procesos electorales coloniales? ¿Con los del MINH que es una organización independentista que de una u otra forma participa en los procesos electorales coloniales? ¿Con los del PNP que es un partido que participa en los ´procesos electorales coloniales impulsando la anexión o la integración total de Puerto Rico a EE.UU.A.? ¿O con el ENSB?

La gran ironía es que con quien se debería reunir a negociar EE.UU.A. de acuerdo al Derecho Internacional, es con el ENSB. ¿Por qué? Porque es el único que está organizado como un Estado Nacional y Soberano y que cuenta con un Gobierno Provisional. Estado que está trabajando para ser admitido como un Estado con plenos derechos en la Asamblea General de la ONU. Y eso en este momento. Porque de lograr el ENSB ser admitido como Estado con pleno derechos o como Estado observador se podría recurrir al arbitraje internacional  y/o al arreglo judicial internacional que resuelven con carácter obligatorio los litigios. Y lo anterior debe ser sabido por todo el cuerpo diplomático y político del Comité de Descolonización.

Y si EE.UU.A. se niega aceptar los buenos oficios, ¿qué va a suceder? ¿Va a trabajar el Comité de Descolonización en impulsar la resolución aprobada en las vistas que nuevamente le solicita a la Asamblea General de la ONU que tome jurisdicción sobre la colonia de Puerto Rico, con la consecuencia implícita de que EE.UU.A. tenga que informar sobre su colonia? Supongamos que la Asamblea general tome jurisdicción y que EE.UU.A. acepte rendir cuentas sobre su colonia, ¿entonces qué? ¿Puerto Rico va a estar 40 años en el limbo colonial mientras EE.UU.A. rinda informes?  Y aprovecho para expresar que ese puede ser plan político del imperio yanqui  para Puerto Rico que mantiene hasta hoy hermético.    

Por eso señores embajadores Humberto Rivero Rosario y Rafael Darío Ramírez Carreño,entendemos que la aprobación de la solicitud del PIP del que el Comité de Descolonización ejerza sus buenos oficios es un contrapeso al desarrollo y consolidación del ENSB y puede devenir, en contra de la buena voluntad de ustedes, en el retardo de la libertad y soberanía de Borinken.

Por todo lo anterior, les solicitamos a ustedes como miembros del Comité de Descolonización y en su carácter de diplomáticos de sus respectivos países,  que cumplan con su deber de respaldar las peticiones presentadas por el ENSB y por las organizaciones solidarias con el ENSB en las recientes vistas celebradas. Incluyendo la libertad de Ana Belén Montes. Solo pedimos que se les trate con el mismo rasero e imparcialmente. Bajo el entendido de que el poder soberano de los boricuas reside únicamente en los boricuas como descendientes directos de sus ancestros tainos y como herederos únicos de la soberanía originaria taina. Porque Borinken es trinchera anti imperial en el Caribe.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada