Buscar este blog

viernes, 8 de julio de 2016

De pie ante la junta


Dicen que mi pueblo es manso,
pero dice la historia
que a la hora de la hora,
sin miedo hemos batallado. 
 
Y aunque siempre en desventaja,
confrontando a dos imperios,
no han podido doblegarnos
y sigue viva la Patria.
 
El boricua no tiene que bajar los ojos ante nadie.  Siempre ha luchado, siempre ha resistido, pese a las enormes desventajas.  Quinientos años de coloniaje y todavía tenemos hombres y mujeres como Albizu, Blanca Canales, Corretjer, Lolita Lebrón, Julio Pinto Gandía, doña María Roura de Quiñones, Carmín Pérez, Juan Mari Bras, Lolita Otero, Domingo Vega, Filiberto Ojeda y tantos otros y otras de la misma estirpe.  Gracias, pueblo mío.
 
Quien crea que puede hacer lo que le parezca de los puertorriqueños tiene mucho que aprender.   En una ocasión dijo un tal Webster, director del FBI, que los puertorriqueños serían el talón de Aquiles de los Estados Unidos.  También dijo un dirigente revolucionario latinoamericano que si alguna vez empezaba una revolución en los Estados Unidos, la empezarían los puertorriqueños.
 
Nos dijo en una ocasión don Pedro Albizu Campos que nuestra Patria jamás sería derrotada porque generación tras generación pariría héroes y heroínas.  Por el tiempo que he vivido he podido corroborar esa gran verdad.  Ahora mismo, tenemos jóvenes héroes y heroínas en un campamento de protesta frente a las instalaciones del tribunal federal yanqui en Puerto Rico, contra la imposición de una llamada junta de control fiscal.   La imposición de esta junta equivaldría a reforzar la esclavitud colonial del pueblo puertorriqueño, además de ser una humillación a su dignidad y capacidad.
 
¿Quiénes son los que violan la ley?  Los “federales”  mantienen un régimen colonial en Puerto Rico, sistema que ha sido declarado criminal por  organismos internacionales como la Organización de Naciones Unidas.  Los jóvenes están en su territorio y en su derecho.  Los llamados “federales” están violando nuestro territorio y nuestros  derechos. 
 
Les aseguro que los revolucionarios que lucharon por la independencia de las trece colonias estarían apoyando a esos jóvenes pues se sentirían identificados con ellos, mucho más de lo que podrían identificarse con los politiqueros y su Cuatro de Julio.  Apoyemos a nuestros jóvenes que están exponiendo sus vidas por nuestra vida como nación.
--
Rafael Cancel Miranda

Se llega más pronto a la meta de pie que de rodillas.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada