Buscar este blog

domingo, 24 de julio de 2016

Gracias, compañeros y compañeras independentistas



El próximo lunes, 25 de julio de 2016, se cumplen 118 años de la desgraciada invasión militar del imperio anglosajón a Puerto Rico.  Hubo resistencia de nuestra parte. 
 
Dos meses antes, el 12 de mayo de 1898, la marina de guerra estadounidense, bajo las órdenes al almirante William T. Sampson bombardeó a San Juan, matando puertorriqueños y puertorriqueñas en sus casas y en las calles y destruyendo edificios y viviendas.  
 
Sabiendo todo lo que han hecho para deformarnos  y acomplejarnos, quiero dar un fuerte abrazo de agradecimiento a todos los independentistas de antes y de ahora porque han mantenido viva la esperanza de libertad para mi pueblo.  Ustedes han vencido porque mientras haya un independentista de pie no hemos sido derrotados. 
 
Hemos sufrido masacres, persecuciones y difamaciones, pero no han podido mutilarnos el alma.  Otros son los derrotados, los que reniegan de su propio ser y glorifican al invasor de su patria.  Como conocemos el poder de los invasores sobre los pueblos, comprendemos  por qué  han afectado el entendimiento de miles de puertorriqueños, pero no han podido hacer lo mismo con miles de independentistas.  Por eso quiero felicitarlos.  Ustedes pueden sentirse orgullosos.  Ustedes me hacen sentir digno de ser puertorriqueño.  Sin ustedes sí que no habría esperanza.  
 
Decía Lyndon Johnson, aquel presidente estadounidense que ordenó la invasión de la República Dominicana en 1965, la cual costó más de 8,000 vidas dominicanas, “Desármenlos mentalmente y no habrá que desarmarlos físicamente”.  A través de nuestra historia, los independentistas han demostrado que no han podido “desarmarnos”.  Gracias, compañeros y compañeras independentistas.   

Rafael Cancel Miranda

Se llega más pronto a la meta de pie que de rodillas.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada