Buscar este blog

domingo, 3 de julio de 2016

Honor a mi compañero de lucha Andresito Figueroa Cordero



Jibarito Andrés
 
Andrés Figuera Cordero,
humilde jibarito nuestro,
siempre encaraste al imperio
sin ni una gota de miedo.
 
En el camino del recuerdo
me parece estarte viendo,
cumpliendo para con tu pueblo,
sonriendo y sin lamentos.
 
Andresito, hermano nuestro,
ni el cáncer mató tu sonrisa,
ni sacó al nacionalista
que siempre habitó en tu pecho.
 
Quisieron los carceleros
chantajearte porque morías
pero tu honor puertorriqueño
ni ante la muerte se rendía.
 
Saliste en silla de ruedas,
pero muy de pie, Andresito,
por eso hoy se te recuerda
como a un indio bravío.
 
La cárcel no pudo romperte,
ni pudo borrar tu sonrisa,
viviste como un valiente,
dándonos vida con tu vida.
 
Gracias en nombre de tu pueblo
por saber ser puertorriqueño
y demostrar al imperio
que la Patria no es un juego.   
--
Rafael Cancel Miranda

Se llega más pronto a la meta de pie que de rodillas.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada